Tiene León su ‘Tepito’ (en la zona piel)

- martes, 18 de diciembre de 2007 -

Am.com.mx
18 de diciembre de 2007,
Julio César Salas.

México.

La Zona Piel de la localidad se ha convertido actualmente en el “Tepito del Bajío”.

A cualquier hora del día se escucha el acento inconfundible de los vendedores que provienen de la Ciudad de México a vender en León, lo que genera además de pérdidas económicas una mala imagen para la industria del calzado en la ciudad.


Eduardo Bujaidar, representante de los comerciantes de la Zona Piel, reconoció la penetración de vendedores ambulantes que provienen de otros estados de la República.

“Tenemos una serie de vendedores que no son del estado de Guanajuato y que venden productos de muy baja calidad, por eso cuando la gente los compra piensan que están hechos en León”, dijo.

Principalmente el calzado que venden los comerciantes ambulantes proviene de Jalisco, Michoacán, del Estado de México e incluso del Estado de Veracruz.

“Estamos hablando que casi el 90% del calzado que venden en las calles de la Zona Piel viene de fuera”, dijo Bujaidar.

Aunque la Dirección de Mercados tiene un registro de otorgar sólo 300 permisos la realidad es evidente: sobrepasan el número.

“De los 300 permisos sólo están autorizados 180 en este momento, sin embargo en la Zona Piel hay más de mil 200 personas trabajando en la vía pública desde zapato y productos de piel”, expresó el representante de la Zona Piel.

Otro de los problemas que se genera es que no circula el dinero en la ciudad, sino que se va a los estados de Jalisco, Michoacán, Puebla, Estado de México y Veracruz.

“Ese es el grave problema porque además el producto se comercializa en León pero el dinero no se queda en la ciudad sino que se va a otros estados, utilizan la ciudad para hacer esta venta”.

Varias son las estrategias que no han prosperado debido al incremento de comerciantes ambulantes.

“Lo que pedimos es que la gente que vende en la zona sean comerciantes con local establecido y permiso para poder detectar de donde viene este zapato si es bueno o es malo”.

Cerca de las cinco de la tarde los autobuses que llegan a la Zona Piel transportan turistas o visitantes como potenciales compradores.

En ese momento los vendedores ambulantes comienzan con su trabajo.

Primero se acercan al grupo de visitantes sin mostrar los productos, como si fueran otros turistas más.

Pero en cuestión de segundos aparecen en sus manos bolsas, zapatos, botas entre otros artículos de piel.

Hay otros que de manera abierta muestran los productos y los gritan a los cuatro vientos.

“A ver, acá están sus botas”, señaló un vendedor con evidente acento del Distrito Federal.

Una maniobra más es que utilizan camionetas donde transportan la mercancía.

Se estacionan en cualquiera de las calles que rodean la zona piel y de acuerdo a los comerciantes establecidos no tienen un lugar fijo.

“Llegan, abren la parte de atrás de la camioneta y como si fuera un local ambulante bajan las bolsas o lo que venden y se ponen a gritar”, dijo Gerardo, un comerciante de la calle Macarena.

Luz María López tiene un local comercial cerca de la calle Nuevo Vallarta y dijo que ha recibido amenazas de algunos comerciantes ambulantes.

“Son muy agresivos, a mi hijo ya lo retaron a golpes porque un día les dijo que vendieran por las buenas y le dijeron que lo iban a golpear por las malas”, comentó.

Aumenta comercio informal

Para Eduardo Bujaidar, representante de los comerciantes de la Zona Piel, la penetración de los vendedores de otras partes de la República fue a través del comercio informal que se ha incrementado en la zona.

Comentó que las personas que se dedican a esto son principalmente de la capital del País.

Las principales calles donde se ha detectado la presencia del comercio informal son Hermosillo, La Luz y Españita, en el barrio El Coecillo.

El calzado que venden los comerciantes ambulantes proviene principalmente de estados como Jalisco, Michoacán, México y Veracruz.

“Estamos trabajando con las autoridades municipales para detectar estas irregularidades y ya en el proyecto que se tiene contemplado de imagen urbana para el próximo año se quitarán este tipo de comerciantes”, aseguró.

“Tenemos que trabajar mucho para que la Zona Piel no se nos convierta en un Tepito del Bajío, es una oportunidad económica que no debemos desperdiciar o que nos genere un problema social, porque primero venden productos de piel y después no sabemos qué más pueda pasar”, finalizó.

Yered Jiménez
Las calles de Zona Piel están invadidas por vendedores informales que afectan la economía de fabricantes y comerciantes leoneses establecidos en locales.

Comentar esta Noticia...

Hacer comentario de Voz...

0 Comentarios: