Aranceles chinos... (un escenario distinto en la frontera)

- lunes, 17 de diciembre de 2007 -

Diario.com.mx
16 Diciembre 2007,
Martin Coronado.

México.

Si hablamos de aranceles, producción y comercio, la frontera plantea un escenario totalmente distinto al resto del país.

En los días pasados se dio una pugna entre los representantes de los industriales y los de los comerciantes a nivel nacional a propósito de la supuesta apretura comercial a ciertos productos chinos.


Por una parte la industria teme que los chinos acaparen todo el mercado con sus productos más baratos, pero por el otro los consumidores locales tienen que pagar altos precios por artículos que no se hacen aquí, o bien tienen que cruzar a comprarlos en El Paso.

Finalmente la Secretaría de Economía dijo que dejará los aranceles de hasta 1,050% que se pagan sobre algunos productos, y que finalmente tienen 18 meses para emitir un veredicto sobre si quitarán los aranceles o no.

De cualquier manera, el problema debe mantenerse en la agenda de cada uno de los gobiernos y organismos, pues cualquier modificación a los aranceles tendrá un alto impacto sobre la competitividad de las regiones.

Pensando específicamente en esta región en donde los procesos de textiles cada vez son menos y donde cada vez hay más electrónica y tecnología, eliminar aranceles de ropa y calzado no tiene problemas graves para nosotros, pero sí para el resto de los industriales que fabrican estos productos en el interior del país, y que se verían inundados por productos chinos.

Pero eliminar aranceles de electrónica crearía un efecto positivo, pues la industria nacional local no produce electrónica en gran escala y la mayor parte de esas fábricas son de extranjeros, es decir, que si se vendieran aquí no perjudican a nadie.

Por eso ahora para comprar tecnología, hablemos de una computadoras, televisiones, monitores, y algunos otros electrónicos, hay que pagar impuestos de importación. Por eso el comercio no los puede vender en Juárez a precios competitivos, y a los consumidores les conviene más ir a gastar su dinero en El Paso, en donde rinde más.

Si se piensa en el largo plazo, eliminar los aranceles para artículos de alta tecnología traerá beneficios, pues una población con tecnología de punta es más competitiva. Niños que se desarrollan en un ambiente con tecnología de punta son los diseñadores y programadores de los productos del futuro.

Un ejemplo de ello es India, en donde se ha aprovechado al máximo el potencial en desarrollo de software. También hay un alto desempeño de call centers por la facilidad de uso de la tecnología, combinada con el uso de varios idiomas.

Por otra parte, el mercado mexicano representaría más ventas para las empresas maquiladoras chinas y asiáticas y a la larga repercutiría en más empleos en la región.

Además de la molestia de esperar hasta dos horas en los puentes, los consumidores transfronterizos cargan con otros problemas, pues dejan en El Paso una derrama anual cercana a los 2.4 miles de millones de dólares.

Si esa derrama se quedara en la ciudad sería algo así como 240 millones de dólares más para Hacienda en materia de IVA, pero sobre todo serían recursos derramados en el comercio local, lo que aumentaría el movimiento económico.


Contacto: mcoronado@diario.com.mx

Comentar esta Noticia...

Hacer comentario de Voz...

0 Comentarios: